candle-advent-celebration-christmas-53601

Se me olvido que una relación de pareja se debía alimentar, Se me olvido que estabas ahí en la casa esperando por mí, No me di cuenta de todo tu esfuerzos por motivarme hacer un excelente hombre, Jamás me puse en el lugar tuyo, jamás me di cuenta de las largas horas que pasabas en casa, no me percate de todas las tareas que tenias a cargo para hacer un mejor hogar, solo pensaba en mi, en mi desarrollo profesional, solo pensaba en mi confort, pensaba que cubriendo todos los gastos de la casa era suficiente

Me dedique a perderte, no me percate de sorprenderte, de darte un regalo sorpresa, de preguntar sobre tus proyectos, sobre tus planes, sobre tus deseos, se me pasaba el tiempo pensando en mis propios proyectos, te deje toda la responsabilidad a ti.

No me di cuanta cuando dejaste de sonreír, cuando dejaste de hacer las cosas con amor de verdad, me lo dijiste tantas veces y no me di cuenta.

Entiendo que te quieras ir, que quieras terminar, me crei un hombre extraordinario por darte cosas materiales cuando tu lo que necesitabas era mi atención y hacer planes juntos.

No te conocí lo suficiente para darme cuenta del gran valor que tenías, no me di cuenta de la importancia de ir más allá también  en mi hogar.

Ahora entiendo tu soledad, ahora entiendo tu independencia, no tenías a nadie al lado que te apoyara, que te motivara, que volara contigo.

Y pasó el tiempo y aún no me percaté de lo que necesitabas, ahora era diferente porque ya no eras solo tú la que me necesitabas, había otra persona esperando mi atención y yo no me percaté de lo que necesitaban, seguí pensando que tener la cuenta con dinero y dando solo un poco de mi tiempo iba a ser suficiente y no lo fue.

Que mal estaba, si tan solo hubiera sido consciente que debía llamarte y estar atento cuando nuestro hijo estaba enfermo, que cada vez que salía de viaje, era importante mis llamadas y mi atención, que no solo era el decir que estaba ocupado en reuniones, simplemente decía que me iba a dormir y no me preocupaba por ustedes.

Que mal estaba al pensar que mi racionalidad era super y no le jugaba a nuestro hijos en esos primeros meses de vida que eran los más importantes para él, para su crecimiento y para su desarrollo.

Que mal el ser tan cómodo y no pasar ni una noche en vela a tu lado, acompañándote o simplemente dándote el tiempo para que durmieras durante el fin de semana para que recuperaras tus fuerzas, cuantas veces me quede dormido con el bebé al lado, cuando tu estabas haciendo las cosas de la casa y esforzándote por tener todo bien.

Nunca comprendi lo que muchas veces me dijiste y llego el momento en que te cansaste de repetir lo mismo siempre y no volví a escuchar tu voz.

Todo lo que hice dio pie para que te   volviera una mujer mas dura, mas sabia, mas disciplina e independiente, su racionalidad llego al punto que ser consciente que tenia principios propios y que si las cosas no funcionaban no irían para ningún lado.

Que triste fue el día en que me di cuenta que ni falta le hacía, claro era tan poca mi presencia que el dia que me fui y no estuve no hice falta.

Me dedique a perderte y cuando me di cuenta de todo lo que había hecho ya era demasiado tarde, probablemente ni aún soy consciente de todo lo que hice para perderte, diste tanto y más de lo que se podía dar, no fuiste alguien que pusiera problema, o que me cortara mis alas, por el contrario siempre con su positivismo, su visualización y tus oraciones permitieron que las cosas fueran siempre posible.