butterfly-flying-insect-old-world-swallowtail-pollen-70352
Libros enteros escritos de planes de vida, tener un cronograma, planear un viaje, tener planes claros y en fin un sin fin de teorias comprobadas con ciertas personas que dan mucho de que hablar, por otro lado esta el simple hecho de dejar fluir la vida  dejar sorprenderte y estar abierta a que el universo te de lo mejor.
Tuve la oportunidad de viajar desde muy joven, esto me permitió ver el mundo de una forma diferente, me permitió salir de la zona de confort y tener la oportunidad de saber que había mucho más allá de lo que mi país y cultura tenia. Por mucho años hice el Arbol o muro de los deseos una cartulina llena de fotos donde me visualizaba lo que quería tener cada año, era colocar ahí en un cartón y dejarla al universo que hiciera su parte para darme lo que quería, era ahi donde colocaba mi proyección laboral, la imagen que quería proyectar ante los demás, los sitios que quería visitar y la familia que quería tener, un día decidí colocar mi visualización a largo plazo y fue así como decidí hacer un Arbol que alimentaba constantemente con lo que quería y tenia en mi mente.
Toda la visualización me permitía centrarme más en los objetivos que tenía y el camino para lograrlos.
Muchas de esas fotos que tome de revistas y periódicos ya son mis fotos personales, he visitado los lugares que había querído y he proyectado la imagen que quería que la gente viera de mi, he tenido un proceso de aprendizaje de todo este proceso que sigo alimentando cada día con lectura y audiolibros para ser un ser mejor cada día.
Después de haber visitado muchos de los lugares que tenia en mi muro de los deseos y otros cuantos que no estaban en lista he aprendido a dejarme sorprender, todas esas sorpresas se llaman aventura y cada aventura llega con nuevas historia y cosas que contar.
Hoy me estoy dejando sorprender por la vida, feliz de conocer diferentes sitios y con muchas expectativas de irme aquellos rincones de Europa que tenia en mi mente.